Las transpaletas son herramientas útiles y versátiles. Son indispensables dentro de las operaciones propias de almacenes, fábricas, empresas de logística, entre otras.

Existen dos tipos de transpaletas, las manuales y las eléctricas. Ambas sirven para realizar diversas tareas, como la carga, descarga y traslado de mercancía. Asimismo, son útiles como apoyo en las operaciones de picking.

Si te encuentras en la búsqueda de la transpaleta ideal para tu empresa, a continuación, te contamos un poco más sobre cada una de ellas.

1. Motor

A diferencia de las transpaletas eléctricas, las manuales no cuentan con motor. El operador es quien debe ejercer fuerza para ponerla en funcionamiento. Sin embargo, son más prácticas y flexibles.

Estas transpaletas cuentan con un sistema de elevación hidráulico para levantar la mercancía de forma manual. Algunos modelos, como el Toyota BT LHT100, cuentan con un pequeño motor eléctrico que facilita el transporte sin esfuerzo.

Por otro lado, las transpaletas eléctricas sí cuentan con un motor, el cual permite que el desplazamiento y las operaciones sean más sencillos de realizar. Dependiendo del modelo, el operador acompaña la transpaleta a pie o puede estar a bordo de su plataforma.

2. Capacidad de carga

Las transpaletas manuales son ideales para utilizar en almacenes pequeños con dimensiones reducidas, ya que las distancias que pueden recorrer de manera continua son relativamente cortas.

A pesar de que algunos modelos de transpaletas manuales pueden soportar entre 2000 y 3000 kg, su capacidad de carga dependerá de su palanca hidráulica. Asimismo, este tipo de transpaleta ofrece una mayor duración y su mantenimiento es mucho más económico.

En el caso de las transpaletas eléctricas, su adquisición y mantenimiento es mucho más costoso, pero son ideales para operaciones intensas, para cargar mayor peso y trasladar mercancía en largas distancias. Son perfectas para utilizar en fábricas, grandes almacenes, así como en grandes operaciones logísticas.

Transpaletas eléctricas Toyota y Raymond en Perú

Transpaletas eléctricas Toyota y Raymond en Perú

3. Ubicación del personal

Para operar una transpaleta manual , se requiere esfuerzo físico. El operador debe ejercer la fuerza de tracción sobre la transpaleta para moverla. Esta no se empuja, se arrastra, es decir, el operador va delante y la máquina detrás de él. Además, se debe maniobrar con suavidad, sin realizar giros bruscos. De esta manera, se podrán evitar accidentes.

En el caso de las transpaletas eléctricas, el operador puede acompañar a pie a la máquina mientras va avanzando o puede estar sobre su plataforma. Esta no requiere de esfuerzo físico, por lo que muchos la consideran como una herramienta bastante segura.

Escoger el modelo ideal dependerá principalmente de las necesidades de la empresa, de la cantidad y peso de la carga que se requiera trasladar, así como del tamaño del espacio en donde se realicen las operaciones.

Si deseas más información sobre nuestras transpaletas manuales y eléctricas, u obtener asesoría necesaria, comunícate con nosotros llamándonos al 981 252 643 o escribirnos al formulario de contacto.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito información sobre equipos Mitsui Montacargas