Al adquirir un montacargas no basta con enfocarse solo en las especificaciones técnicas o en la capacidad de carga. También es necesario prestar atención a las ruedas, y en particular en el número de ellas. Esto se debe a que los montacargas pueden tener 3 o 4 ruedas. Cada modelo cumple funciones distintas y tiene sus propias ventajas. Por ello, en este artículo nos centraremos en detallar las diferencias entre un montacargas de 3 ruedas y uno de 4 ruedas. Al terminar de leer, sabrás cuál es el que necesitas.

Montacargas de 3 ruedas

Estos montacargas se caracterizan por su tamaño compacto y por tener un radio de giro más pequeño. Por ello, son ideales en almacenes u otros establecimientos donde el espacio es reducido y los pasillos, estrechos. De esta manera, son un medio perfecto para incrementar la productividad sin dificultades en los giros o de flexibilidad. También son ideales para realizar tareas rápidas de carga y descarga con gran eficiencia.

Por lo general, un montacargas de 3 ruedas tendrá dos ruedas en la parte delantera y una sola en la parte de atrás (como un triciclo). Esto significa que la energía extra se concentra en el extremo donde se requiere elevar y contrabalancear. Gracias a ello, se logra una elevación más efectiva y pareja.

Aunque el uso de tres ruedas puede sugerir que se trata de un modelo con menos equilibrio, en realidad esto está lejos de la verdad. Estos montacargas son altamente maniobrables con cargas de todas las formas y tamaños. 

Los montacargas de 3 ruedas se utilizan principalmente en espacios cerrados y para elevar y transportar cargas más pequeñas (hasta 2500 kg). Finalmente, suelen costar menos que los montacargas de 4 ruedas.

Montacargas de 4 ruedas

Por lo general, estos modelos constan de dos ruedas pequeñas en la parte trasera y dos más grandes en la parte delantera. Esta fórmula permite una experiencia tan productiva como eficiente. Los montacargas de 4 ruedas suelen tener un equipo más pesado y tienden a ser construidos para trabajos de larga duración y de alta intensidad.

Los montacargas de 4 ruedas ofrecen gran versatilidad, pues son excelentes para trabajos en espacios abiertos y en superficies difíciles. De igual manera, rampas, largas distancias y superficies desiguales o inclinadas no son un obstáculo para la mayoría de estos modelos gracias a su superior estabilidad. Casi se puede decir que rinden en cualquier circunstancia. 

Sin duda, estos montacargas son más potentes. Aunque esto puede significar un mayor costo, si tienes cargas que excedan la capacidad de los modelos de 3 ruedas, entonces la inversión valdrá la pena.

Si tu negocio requiere trasladar alta capacidad de carga de día y de noche, entonces necesitas un montacargas de 4 ruedas, en especial si el establecimiento cuenta con suficiente espacio para girar y maniobrar, ya que estos modelos tienen un mayor radio de giro.

Si deseas más información sobre nuestros montacargas de 3 o 4 ruedas, no dudes en llamarnos al 981 252 643 o escribirnos al formulario de contacto.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito información sobre equipos Mitsui Montacargas