Los montacargas son poderosas maquinarias que permiten colocar y levantar objetos grandes y pesados con mucha facilidad.

Estos cuentan con una parte con un rol esencial, el triángulo de estabilidad, el cual es su centro de gravedad y se encarga de mantener el equilibrio mientras el montacargas está en funcionamiento.

Existen diversos tipos de montacargas, por lo que cada uno cuenta con su propio centro de gravedad. Por ello, es esencial que el operador conozca su ubicación exacta y, sobre todo, entienda su importancia antes de operarlo por primera vez para evitar cualquier inconveniente.

A continuación, te contamos un poco más sobre la importancia del triángulo de estabilidad de los montacargas y por qué es esencial que los operadores comprendan su valor.

Permite una correcta distribución de la carga

El triángulo de estabilidad permite realizar una correcta distribución de la carga. Por ello, es esencial que el operador, además de conocer su ubicación exacta en el montacargas, también conozca su capacidad.

De esta manera, el peso que se coloque será equilibrado, tanto para la parte delantera como para la parte trasera, y así se podrán prevenir posibles accidentes, como las peligrosas volcaduras. Sobre esto, profundizaremos enseguida.

Ayuda a evitar las volcaduras

Si un montacargas no se vuelca tan fácilmente es porque el triángulo de estabilidad favorece a la distribución del peso hacia las dos llantas delanteras y el punto medio de la carga. Sin embargo, el operador debe tener pleno conocimiento de los movimientos que puede realizar.

La dimensión de la carga es un factor importante, ya que esta influye en el centro de gravedad, por lo que el operador deberá tener mucho cuidado al momento de acelerar, frenar o girar. Recordemos que estos movimientos pueden desestabilizar al montacargas y, por ende, provocar un accidente.

Apoyo de otros componentes

Aunque el triángulo de estabilidad es fundamental, también se apoya de otros componentes para un correcto funcionamiento. Así, los neumáticos aportan estabilidad, facilitan la conducción y permiten un óptimo rendimiento cuando el montacargas está en funcionamiento. Por su parte, el contrapeso, ubicado en la parte trasera inferior de la unidad, nos marcará los límites de carga. De igual manera, el respaldo, el cual se ciñe al vehículo, evita que la carga se incline hacia atrás y se genere un desequilibrio.

Operar un montacargas no es tan sencillo como parece. Por eso, los operadores deben contar con las certificaciones y capacitaciones necesarias para maniobrarlos. Sobre todo, es importante contar con un buen y resistente equipo.

En Mitsui Montacargas, encontrarás el mejor asesoramiento, mantenimiento preventivo y amplio stock de repuestos. Además, ponemos a la venta una variedad de Montacargas Toyota y Raymond, ideales para todas sus operaciones. Por lo tanto, no dudes en llamarnos al 981 252 643 o escribirnos al formulario de contacto.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola, necesito información sobre equipos Mitsui Montacargas